Una perentoria advertencia a los Pastores: La centralidad del ministerio pastoral (Comentarios bíblicos nº 30) por Juan Calvino

Una perentoria advertencia a los Pastores: La centralidad del ministerio pastoral (Comentarios bíblicos nº 30) por Juan Calvino
Titulo del libro : Una perentoria advertencia a los Pastores: La centralidad del ministerio pastoral (Comentarios bíblicos nº 30)
Fecha de lanzamiento : September 14, 2018
Autor : Juan Calvino
Número de páginas : 66

Una perentoria advertencia a los Pastores: La centralidad del ministerio pastoral (Comentarios bíblicos nº 30) de Juan Calvino está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Juan Calvino con Una perentoria advertencia a los Pastores: La centralidad del ministerio pastoral (Comentarios bíblicos nº 30)

Juan Calvino fue uno de los principales y más influyentes reformadores del siglo XVI. Su gran contribución para la causa de la iglesia fue la sistematización de la teología y los muchos comentarios bíblicos que escribió.
Siendo un experto en las lenguas bíblicas (Hebreo, Griego y Arameo), y un asiduo lector de los padres de la iglesia; desarrolló la habilidad para exponer sistemáticamente la Biblia.
Calvino estaba convencido que la labor principal de los pastores es alimentar, guiar y dirigir al rebaño de Dios mediante la fiel predicación de Su Palabra.
En esta oportunidad presentamos a nuestros lectores hispanos una selección de comentarios de Calvino a varios pasajes bíblicos, en los cuales se da una perentoria advertencia, consejo y llamado a los pastores de la Iglesia de Cristo.
Esperamos que este libro sea de gran ayuda para todos aquellos que han sido llamados por el Señor para apacentar Su santa Grey.
“Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos” (v. 26). Es como si el apóstol hubiera dicho: Te llamo a testificar, o, te llamo para que des testimonio delante de Dios y de sus ángeles. Y esto no lo hace tanto por su propia causa o defensa, sino como un medio para prescribirles el deber que tienen como ancianos con mayor autoridad. Además, estos pasajes contienen una breve suma de correcta enseñanza, y Pablo exhorta a los maestros, con vehemencia y dureza, para que sean diligentes en su función. ¿Qué orden deben seguir los pastores en la enseñanza? Primero, que no escojan según el gusto personal lo que deben pronunciar o lo que deben omitir, sino que dejen que Dios ordene todo según Su propio placer. De esa manera las innovaciones de los hombres no tendrán entrada en la iglesia de Dios. Además, el hombre mortal no será tan osado como para arruinar la Escritura y hacerla pedazos, de manera que él pueda disminuir esto o aquello a su gusto, o que pueda oscurecer algo o suprimir muchas cosas; sino que liberará todo lo que se encuentra en las Escrituras, de manera sabia y oportuna para la edificación del pueblo, de manera clara y sin astucia, como conviene a un fiel y verdadero intérprete de Dios. Dije que se debe usar la sabiduría, porque siempre debemos tener respeto por el beneficio, de manera que no se use la sutileza, en la que muchos se deleitan demasiado, cuando intentan torcer la Palabra de Dios usando sus propios métodos, y forjan para nosotros una clase de filosofía donde mezclan el evangelio con sus propios inventos, porque, en cierto sentido, esta mezcla es más deliciosa. El consejo de Dios, mencionado por Pablo, sólo está en Su palabra, y no debe buscarse en ningún otro lugar.